Inscríbete y se el primero en recibir nuestras entradas.

Inscríbete y se el primero en recibir nuestras entradas.

viernes, 29 de mayo de 2015

Vive a ratos, vive a sorbos, llénate de momentos.


A veces las sombras, son tan necesarias como la luz. Lo oí en una película, me pareció una frase genial. Los malos ratos son necesarios en la vida, las malas rachas, los días oscuros. Piénsalo, ¿cómo sería tu vida si todo hubiera sido felicidad? Probablemente no tendrías ni puta idea de nada, serías un feliz imbécil que acabaría muy mal. La felicidad para siempre no existe, no me malinterpretes, no quiero decir que no se pueda ser feliz, claro que se puede pero, las personas felices realmente lo son a ratos, y el resto, solo están bien. No busques la felicidad como una meta a la que llegaras y ya está, misión cumplida, porque acabaras harto de antidepresivos. Vive a ratos, vive a sorbos, llénate de momentos y valora tanto los felices como los tristes porque sin unos, no habría otros. La oscuridad no es tan mala, es solo una pequeña parte de la vida, que incluso, si aprendes a utilizarla, puede jugar a tu favor. En resumen, en los momentos malos piensa que pasaran, aprende a ser un poco pasota y algo despreocupado (tampoco te pases) y en los buenos ratos piensa que tampoco serán eternos y atesóralos en tu memoria, en tu pecho, cerquita de tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario